banner

Urge una Mirada a la Amazonía

Por

El último enfrentamiento de pobladores de la selva alta del Perú, representada por Pichanaki es solo la punta del iceberg de los problemas de abandono del estado a esta parte transversal del Perú;  solo necesitaron de una provocación por parte del estado a través de Pluspetrol  para que exploten socialmente, eso significa que estos pueblos llevan consigo una rabia acumulada de décadas y décadas, cada atolladero de sus carros en el fango ha sido como una gota que llena el vaso, ver que a falta de puentes sus vehículos caen de los ‘chimpachis’ al rio es otra gota, y así la cólera se ha ido juntándose en contra del estado, ausente desde hace décadas.

Peru_Noticias_TV_015

La selva alta es la mejor tierra agro ganadera que el país tiene, con lluvias durante el año con una tierra negra fértil para cualquier cultivo de agro exportación. Si bien algunos de estos territorios se han dedicado al cultivo de la hoja de coca es porque el estado no les ha construido vías de accesos, no les ha construido puentes, ferrocarriles que saquen su producción hacia la costa, y de ahí hacia otros mercados que den rentabilidad a sus productos; del estado solo han recibido balas, botas, bases militares y privación de sus derechos constitucionales con estados de emergencia ya perennizados.

Entonces si la solución pasa por infraestructura porque prefirieron llevar solo botas y balas?.- porque el estado que tenemos no es soberano, está supeditado a las potencias extranjeras de Europa y EEUU, países que condicionan al nuestro para impedir que las poblaciones peruanas  usufructúen su territorio, la selva peruana, so pretexto de la producción de oxígeno para el mundo (bonos de carbono).

Todo este abandono del interior del país, ha motivado un crecimiento descomunal de Lima, que si uno se va con el tren eléctrico de VES a SJL, vera que todos los cerros están llenos de pobreza, poblaciones que los han concentrado en un solo lugar, pareciera con fines electorales del voto fácil para que la clase gobernante se perpetúe en el poder. Este centralismo ha encarecido la propiedad en Lima obligando a los pobres a confinarse en arenales y cerros; y a los jóvenes de  clase media a condenas de 20, 25 y hasta 30 años de hipotecas, consumiéndoles así toda su vida activa hasta dejarlos ancianos, y así sucesivamente pasa el sistema por mas generaciones.

Este centralismo extremo ya alcanza la proporción de 10 a 1, es decir que Lima es 1000% más poblada  que cualquier pueblo del interior del país. Esto ha desencadenado para los capitalinos aparte del problema(ya descrito) de vivienda, otros problemas como el colapso del transporte urbano, la falta de oferta de hospitales, la falta de agua, etc; han dejado una Lima desbordada.

Sea la protesta de Pichanaki el campanazo para sacudirse del yugo extranjero condicionador, de dejar atrás las ansias del voto fácil concentrado y tomar decisiones de estadista pensando en el Perú como un todo, pensar en esa selva alta que a gritos pide autopistas, ferrocarriles, puentes por un valor por lo menos similar al destinado al un tren Ate-Callao(18 mil millones).

La solución a la selva alta del país es la solución al caos de Lima, la descentralización del país es una necesidad agobiante, una cura al desborde social latente.

Share This:

Article Categories:
Columnistas

Comentarios

-

Menu Title