banner banner

Minera las Bambas: Represión del gobierno de PPK cobra su primer muerto

Por

15/10/2016  Ayer 14 de octubre del 2016, a tres meses de iniciado el gobierno del presidente  Kuczynski, un campesino identificado como Quintino Cerceda Huilca  murió producto del impacto de un proyectil  en la cabeza lanzada por las fuerzas policiales del estado peruano. La  protesta social contra la minera Las Bambas se desarrollaba  en la comunidad de Choquecca, en la región Apurimac en el sur peruano.

ppk_lasbambas

Hoy algunos medios alternativos registran este caso del campesino muerto en Apurimac como la primera víctima mortal del gobierno de Pedro Pablo Kuczynski.

Ya en setiembre del año pasado el entonces candidato presidencial Kuczynski opinaba sobre Las Bambas: “No se puede dejar a la compañía sola”. Mostrando su posición en favor de la empresa transnacional.

Este caso Quintino Cerceda ha conmocionado a los peruanos, más que la muerte de las otras 4 personas en este mismo conflicto de Las Bambas ocurridas hace un año. La razón un registro fílmico del preciso instante de la agonía del campesino quien se desvanecía ante la atónita mirada de sus compañeros en un charco de sangre producto de un proyectil lanzado por la policía en la cabeza de este informativo hombre del campo.

La crudeza de las imágenes propaladas en las redes sociales ha motivado una nueva protesta esta vez desde en la capital del país. Hoy por la noche,  un grupo de activistas se apostaron con carteles ‘ni un muerto más’ en el frontis del palacio de justicia de la ciudad de Lima exigiendo al nuevo gobierno no más muertos.

Para conocer la mina Las Bambas, esta fue propiedad de la empresa suiza Xstrata, también dueña de las minas Tintaya y Antapaccay en Espinar (Cusco), quien vendió sin pago de impuestos acogiéndose a la previamente implementada base jurídica ‘no doble tributación Suiza-Perú’,  transacción que realizaron en favor de la empresa china MMG.

Los campesinos  de las protestas exigen a la Minera MMG Las Bambas y el estado peruano, diálogo directo, sin “paseos” y “mecidas” para resolver sus reclamos y demandas por los diversos atropellos a su pueblo: saqueo, despojo, contaminación y persecución judicial. Según reza uno de los pronunciamientos de la agrupación de comunidades campesinas afectadas en Apurimac.

Share This:

Article Tags:
Article Categories:
Politica

Comentarios

-

Menu Title