banner

La Reforma Electoral. Crítica y propuestas del partido Perú Libre

Por

20/06/2017 El proyecto de ley de la reforma electoral se encuentra paralizado en el congreso de la república, al respecto el partido con inscripción nacional Perú Libre, un movimiento con partida de nacimiento regional que va a  la arena política nacional,  realiza un análisis crítico y al mismo tiempo esboza sus propuestas:

perulibre_ley

Acerca del fortalecimiento de los partidos

No se puede hablar de fortalecimiento de los partidos políticos con el solo acto de realizar comicios internos simultáneos y que los organismos electorales participen obligatoriamente de éstos. Esta medida solo fortalecería la democracia interna más no los partidos políticos en sí, aunque no deja de ser un pequeño avance.

El fortalecimiento de los partidos parte por su autonomía. Quien ingrese a una organización política debe ser totalmente consciente de sus actos y de la línea política que abrazará. Un partido político es el único que puede afiliar a un militante y debiera ser el único con potestad de desafiliarlo. En este último punto, el JNE se da la atribución de hacerlo solicitando mínimos requisitos como el pago de un arancel o una carta notarial, violando la autonomía partidaria, coadyuvando a desestructurar e indisciplinar una organización política, promoviendo su informalidad, el oportunismo y el transfuguismo.

No pueden fortalecerse los partidos cuando se financian con dinero público a unos y a otros no. Esta discriminación implica que los partidos privilegiados mejoren su estructura partidaria empresarial, infraestructura y capacitación de cuadros, en detrimento del adversario político. La simple inscripción y reconocimiento por el JNE debiera dar los mismos beneficios a todas las organizaciones.

No es posible fortalecer los partidos políticos cuando actualmente a un ciudadano que pertenece a un movimiento local o regional se le impide militar un partido de alcance nacional. Así, sus derechos políticos de participación han quedado limitados a una jurisdicción territorial provincial o regional, más no nacional, en un acto por demás antidemocrático. Debiera permitirse la militancia nacional independiente de la local o regional.

Para fortalecer los partidos políticos es necesario que las elecciones nacionales se lleven a cabo en el mismo acto que las regionales. Es decir, elegir presidente, congresistas y gobernadores regionales, obligaría a los candidatos a autoridad de primer y segundo nivel gubernamental a militar partidos de rango nacional y las tomas de decisión serían mejor sintonizadas entre el gobierno nacional y los subnacionales.

Fortalecer los partidos políticos implica que el ciudadano esté formado políticamente. No es posible reclamar fortalecimiento de los partidos en la ciudadanía cuando en los colegios y universidades se hayan cercenado los cursos de filosofía, historia, economía política, geopolítica, etc. Las nuevas generaciones han sido privadas de un derecho al conocimiento legado.

No es posible fortalecer los partidos políticos cuando no se permita el desarrollo y la actividad política en la universidad peruana, puesto que es la universidad donde deben polemizarse, discutirse y renovarse, las ideas universales de todas las corrientes ideológicas, políticas y programáticas. Al respecto el JNE jamás ha dicho esta boca es mía.

Para postular candidatos al Congreso se obliga militar un partido de rango nacional, así uno no esté de acuerdo con sus principios ideológicos y políticos, es solamente un coche ocasional, para luego decir “solo fui un invitado” y bajo esa premisa se retiran de los mismos debilitándolo aún más.

Cuando un congresista decide ya no estar en las filas de un partido o una bancada actualmente no es reemplazado por el accesitario del mismo partido, conllevando a que las bancadas primigenias se debiliten, pues se le permite la disidencia o el trasfuguismo sin mayor pudor. Debería ingresar el accesitario, porque el pueblo se supone votó por el programa del partido.

Con una valla electoral muy alta se condena a los partidos políticos nuevos a la extinción, sin darles el chance de fortalecimiento. Debe considerarse que la vida y el desarrollo político es un proceso que se teje en años y no un acto inmediato concluido. Aquí se quiere fortalecer a los partidos tradicionales y no las nuevas corrientes políticas que nacen y reclaman a partir de la realidad histórica y la dinámica social.

El verdadero fin de prohibir las reelecciones de los gobernadores y alcaldes es evitar el fortalecimiento de los liderazgos al interior del país, no es la corrupción. A partir de esta experiencia de prohibición la corrupción sigue latente.

Circunscripción de peruanos en el extranjero

El proyecto plantea crear el Distrito Electoral Especial para que los peruanos residentes en el extranjero puedan tener representantes en el Congreso de la República. Esta medida nos parece bien, puesto que actualmente en el extranjero obligan la votación para presidente, vicepresidente y congresistas solamente del Distrito Electoral Lima, es decir, desde el extranjero uno no puede elegir alcaldes, presidentes regionales ni congresistas de otros departamentos, en franca violación de la democracia. Así, los peruanos que retornaban al país tenían sus derechos ciudadanos suspendidos sin poder realizar ninguna transacción financiera o trámite administrativo en el Perú si no cancelaban sus multas por no sufragar en las elecciones municipales y regionales, cuando el Estado jamás le facilitó votar en el país residente.

Participación de las mujeres

La reforma pretende la participación efectiva de las mujeres en la política y se ha planteado la paridad en las listas de candidatos, es decir, que la mitad sean mujeres, hasta ahí muy bien, pero para evitar que sean relegadas al último lugar, se precisa que debe alternarse a un hombre y una mujer.

Esta medida desnuda una grave falencia al reconocer que quienes son electos en nuestro sistema no son necesariamente los mejores, sino el que se posiciona mejor en el orden de la lista de candidatos con los números preferenciales, caso contrario no se podría justificar la alternancia como solución. Ahora, el JNE planteó que se elimine el voto preferencial, con lo que ratifica que el orden de la lista es un factor fundamental en la elección y las preferencias.

Es necesario puntualizar que los liderazgos no se forman por una disposición cuantitativa, sino una excepción cualitativa del ciudadano o ciudadana que sobresale en el grupo humano y para dar espacio a las mujeres es necesario cambiar de modo de producción del país, donde el machismo ha hecho su reino y la mujer se encuentra relegada en participación política. El propio JNE está compuesto por hombres de manera absoluta en su colegiado y estoy seguro que no aceptarían la alternancia.

Participación de nativos

El proyecto pretende la presencia de los miembros de comunidades nativas en el Consejo Regional, puesto que se propone que se aplique la cifra repartidora diferenciada, esto es que este método para repartir escaños se use por separado, de un lado para los nativos y de otro para los no nativos.

La presencia de los nativos, solo se obliga en las elecciones a los gobiernos subnacionales, mas no los nacionales, pero lo más triste es que la elección y presencia de los nativos no ha cambiado en nada su realidad hasta ahora.

Mientras que una provincia serrana tiene un consejero, las provincias selváticas tienen dos, el colono y el nativo, es decir, el JNE entiende por nativo solo al poblador selvático y no al nativo andino o costeño. Esto genera un desequilibrio de fuerzas porque aun así la provincia selvática tenga menos población electoral que otra serrana, tendrá mayores votos en el Consejo Regional.

Nuestra propuesta es que la presencia de nativos debe considerarse en la reforma para las listas de elección nacional o si es posible ampliar el número de escaños y que el concepto de nativos incluya a pobladores originarios de la costa y la sierra peruana, y que se estudie mejor la proporción en la cifra repartidora.

Transparencia en las hojas de vida

El proyecto propone que el elector tenga la mayor información a su disposición respecto a la hoja de vida en los procesos penales en trámite. Igualmente, se amplía a 30 días antes del acto electoral la posibilidad de exclusión de un candidato en caso omita la relación de sentencias condenatorias firmes por delito doloso o incorpore información falsa.

Incluir los procesos penales en trámite, podría prestarse a la suma de una campaña de desprestigio político a un candidato. Inclusive el candidato no sabría si está denunciado o no mientras no sea debidamente notificado y eso tarda meses. Además, no tiene sentido que se declaren si están cumpliendo sentencias condenatorias firmes por delito doloso, porque estas son causales de tacha inmediata, salvo que consigne las ya cumplidas.

Ley contra dádivas

El JNE propone la sanción de manera solidaria a la organización política y al candidato que cometa conducta prohibida en la propaganda electoral y que se excluya al postulante en caso cuente con sentencia condenatoria por inducción al voto.

Esta medida ha demostrado ser un saludo a la bandera de parte de los partidos poderosos económicamente. La última experiencia de Fuerza Popular y PPK lo han demostrado, cuando ellos debieron ser excluidos del proceso electoral al ofrecer dádivas, pese a que ya existía la norma que los tachara en estos casos. Además la dádiva no es la única forma de inducción al voto existen otros como por ejemplo la discriminación de la televisión y radio nacional a determinados candidatos incómodos al sistema.

Transparencia en el financiamiento partidario

El proyecto plantea se bancaricen los aportes a una organización política que sean mayores a una UIT. Al reincidir o no cumplir con el pago de sanciones se suspenderá o cancelará el registro de la misma.

Hay lugares inaccesibles donde no existen instituciones bancarias o financieras y es justamente donde el narcotráfico y el lavado de activos han hecho su reino. También hay acciones de campaña que no necesariamente van a ser controladas por la bancarización, por ejemplo, despliegues en la selva o zonas alto andinas, perifoneos, movilidad, alimentación, hospedaje, combustibles, materiales proselitistas, etc. Lo controlable con mayor eficiencia hasta ahora son los spots televisivos y radiales.

Si las elecciones no fueran concebidas como un negocio, no habría necesidad de tanta fiscalización y para ello debieran prohibirse todo tipo de propaganda, debieran convocarse a los candidatos a sendos debates de cada tema y garantizarse la máxima difusión de las propuestas, así todos los postulantes tendrían la mismas oportunidades.

Incentivos para miembros de mesa

La propuesta de que a los miembros de la mesa se les recompense con un día de descanso remunerado no compensable parece adecuada, pero la asignación económica equivalente al 7% de la remuneración vital mínima es mercantilizar un deber cívico en detrimento de los valores como el civismo o el patriotismo. Esta medida es peligrosa porque luego se convertiría en una oportunidad laboral transitoria y no un deber ciudadano.

Requisitos mínimos para ser parlamentario y las ONG

En este tema la reforma electoral no dice nada. Es imprescindible que la reforma electoral incluya exigir requisitos mínimos para ser parlamentario, ¿cómo es posible que la vanguardia pensante en un país y que de ella emanan las leyes, no hayan culminado siquiera la educación básica?, bajo el pretexto de la más amplia democracia, confundida con democratismo, se permite el ingreso a analfabetos al Parlamento y son presa fácil de los llamados “consultores” o “asesores” quienes generalmente provienen de las ONG de USAID, es decir que los EEUU que nos mantiene como su colonia electoral está detrás de las modificatorias a las leyes electorales del Perú. En conclusión cuanto más analfabetos políticos, mejor es la dominación colonial del país.

Equidad en los medios de comunicación

Todos sabemos ahora que la guerra política es eminentemente comunicacional. Actualmente las leyes permiten de manera discriminatoria que los partidos políticos que tengan mayor número de congresistas puedan tener una franja electoral más amplia que los que tienen pocos congresistas o los que no tienen ninguno.

Mientras en el Perú no exista una ley de medios de comunicación, ésta jamás será democratizada y los medios seguirán siendo el vocero del gran poder económico empresarial nacional o foráneo, que apoyarán legal y económicamente al partido de su preferencia, es decir las dádivas económicas solo la tendrán los partidos de los ricos.

En resumen la reforma hace gala de su concepto, solo reformas, nada de revolución en las leyes electorales, todo a la medida de los que no producen la riqueza del país y nada a la medida de los que producen la riqueza del país.

Fuente: http://www.perulibre.pe/16-06-17-peru-libre-y-la-reforma-electoral-critica-y-propuestas/

Share This:

Article Categories:
Politica

Comentarios

-

Menu Title