banner

La ONU insta a garantizar el acceso al aborto en los países afectados por zika

Por

05/02/2016 En situaciones donde los servicios de salud sexual y reproductiva están penalizados, o simplemente no están disponibles, los esfuerzos para detener esta crisis no darán resultado si se coloca el foco en pedir a las mujeres y niñas que eviten quedarse embarazadas”, ha apuntado Al Hussein en un comunicado, en el que ha recalcado además que ese no sólo es un consejo poco realista, también es controvertido en una región como América, en la que la violencia sexual contra la mujer es un problema creciente. La critica del alto comisionado se dirige directamente a los Gobiernos que, como El Salvador o Ecuador, han aconsejado a sus ciudadanas que no se queden embarazadas; una recomendación que no ha ido acompañada, además, de ninguna medida para fomentar la planificación familiar.

zika_aborto

“Los Gobiernos no tienen en cuenta las realidades que enfrentan las mujeres”, critica Morena Herrera, portavoz de la Asociación para la Despenalización del Aborto en El Salvador, donde hay al menos 160 embarazadas infectadas. En ese país centroamericano, que prohíbe el aborto en todas sus causas, hay 22 mujeres presas, algunas condenadas a más de 30 años, por complicaciones durante el embarazo que se consideraron abortos fallidos u homicidios agravados —por lo avanzado de la gestación—. El virus y su expansión ha llevado al Gobierno salvadoreño a deslizar, aunque muy de perfil, la posibilidad de reformar la ley. “Es una verdadera dificultad lo de la penalización absoluta del aborto, porque en estos casos se va a poner a prueba la enorme dificultad que puede pasar una mujer que tiene en su vientre a un bebé y que puede correr ese riesgo”, dijo la ministra de Salud, Violeta Menjívar. Una declaración que ya le ha costado durísimas criticas de los sectores más conservadores.

Como en El Salvador, la epidemia de zika y su vinculación con casos de microcefalia ha reabierto el debate sobre el derecho al aborto en una región con sistemas complejos —Ecuador, por ejemplo, sólo permite el aborto por violación cuando la mujer es discapacitada— y donde la Iglesia católica y las organizaciones anti-derechos tienen mucho poder. En Brasil, zona cero del zika donde hay más de 400 casos de microcefalia confirmados y otros 3.600 sospechosos, ya ha presentado una propuesta ante el Supremo para ampliar la legislación.

Fuente: http://internacional.elpais.com/internacional/2016/02/05/actualidad/1454686710_453844.html

Share This:

Article Categories:
Internacional

Comentarios

-

Menu Title