banner

Jaque de Urresti a Burga dio Resultados

Por

Manuel Burga estuvo por 12 años a cargo de la Federación de Fútbol del Perú, entidad  adscrita a la FIFA, exenta de cualquier intervención por parte de los estados. Desde la gestión del presidente García, el estado trató sin éxito procurar un cambio dirigencial que aleje a Manuel Burga de la federación, que ya iba por su tercera reelección, y que muchos consideraron como un fracaso su gestión por sus resultados de no clasificar a los mundiales.

Peru_Noticias_Tv_060

En el mes de noviembre se estuvieron llevando a cabo las elecciones en la FPF, la misma que días antes habían retirado la candidatura de Burga, dando una tranquilidad fugaz; dado que horas más tardes, también se cayó el comité electora que había sancionado la candidatura de Burga; es decir la amenaza Burga persistió por varias semanas.

Es aquí donde el gobierno del presidente Humala interviene de manera calculada, siempre cuidándose del paraguas de Burga, una posible sanción de la FIFA a nuestro país; para lo cual el ministro del interior Daniel Urresti, diseñó una estrategia para arrinconar a los dirigentes de base y al cuerpo encargado de la elección del nuevo presidente de la federación, quitándoles todo tipo de apoyo concerniente a seguridad policial en los eventos futbolísticos. Urresti decía: “Veo que ya están anunciando la final, cuando todavía no hemos dado permiso. Si lo piensan hacer en Lima, lo siento; no tenemos efectivos suficientes. Para tener 43 mil policías en Lima para la COP hemos tenido que llevar (policías) de todas las provincias; entonces, si estoy sacando de ahí para apoyar el fútbol, no lo voy a hacer. ¿Quieren jugar en Chiclayo? No, no puedo darles seguridad”, y de forma sistemática una y otra vez  jaqueaba “La única ciudad del país que cuenta con un número adecuado de agentes policiales para brindar seguridad en un partido de fútbol es Arequipa. Si quieren jugar, vayan a Arequipa y si no, jueguen a estadio cerrado y lo vemos por televisión”. “Que hagan chanchita y contraten su seguridad”, etc.

Sin dudas que estos jaqueos del ministro funcionaron para que el potencial candidato a la re reelección, viera en su persona como un daño al fútbol, y así desistiera su postulación. Así fue no se presentó, ganó otra persona.

Con Burga fuera y sin castigo de la FIFA, ganó el fútbol peruano, pues regresa la seguridad policial a los estadios, y con ello la calma. La estrategia funcionó.

Share This:

Article Categories:
Deportes

Comentarios

-

Menu Title