banner

Ecuador. Jubilado de 47 años vive entretenidamente enseñando gratis “Quichua”

Por

16/07/2016 “Aprenda Quichua” sostiene en un rótulo, escrito con letras azules y rojas, Wayra Pilataxi. El docente jubilado, que enseña esta lengua desde los 18 años, decidió hoy probar suerte en la Estación La Y del Trolebús, con el objetivo de ganar estudiantes. Por ello ideó mil formas, entre ellas, colocar carteles en los árboles de la transitada avenida.

Desde las 05:00, este hombre de 47 años busca clientes en medio de los vendedores de tarjetas de celular, jugos de sábila y bolones de verde con café. Don Wayra sobresale con su servicio. Enfundado en un colorido poncho y un vistoso sombrero se acerca a los pasajeros presurosos y les entrega unos papelitos en donde ofrece sus servicios.

quichua_ec

La oferta es muy simple. A través de un número celular, los interesados se contactan con el docente y se registran para participar en sus clases a través de la plataforma digital de Facebook, también se realiza un enlace a través de webcam. Su metodología dista mucho de cuando se inició como profesor en la escuela intercultural bilingüe Sumak Yachay Wasi, en donde daba clases a niños: llegaba al salón y miraba a los alumnos enfilados en pupitres de madera. Wayra reconoció que la labor de educador es muy noble, pero se dio cuenta de que eso no era lo que realmente quería de su vida. “¿Trabajar hasta los 60 años, jubilarme, vivir un ratito y morir? No me gustó ese programa”, sostiene con firmeza.

quichua

El maestro se dio cuenta de que enseñar un idioma le abrió la posibilidad de vivir entretenidamente, pero decidió buscar otro esquema en sus días. Por ello, se jubiló hace 8 años como docente del Ministerio de Educación para ofrecer sus clases virtuales. Su cátedra son los lunes de entre 18:00 y 20:00. Los alumnos tienen que pagar por los materiales que serán empleados en la clase. Estos útiles van desde diccionarios, revistas, láminas y hasta películas. Los precios de cada artículo van desde los $ 0,30, dependiendo de los elementos. Otro de los materiales más empleados en sus clases es el periódico Wiñay Kawsay (Cultura Milenaria) de 24 páginas. Un suplemento que habla de temas de ciencia, cultura indígena, salud natural, pero también tiene un espacio didáctico para aprender colores, letras y números en kichwa. “Cuando me jubilé me planteé de que el dinero no sería una excusa para no enseñar y los alumnos no deben usarlo como excusa para no aprender”. Con esa mentalidad, estimó que ha instruido a al menos 20 mil personas. Los estudiantes se han puesto en contacto desde lugares como Machala (El Oro), Guayaquil (Guayas) y Tulcán (Carchi), pero también desde otras localidades de Colombia como Putumayo y Popayán. Don Wayra sabe que tiene una fuerte competencia frente a la arrasadora publicidad de cursos de inglés, ya que además de repartir sus diminutos volantes, coloca una tela pintada con aerosol para anunciar sus servicios. Por esta promoción del servicio no gasta más de $ 20. Pero esto no parece incomodarle. De hecho se siente seguro ante la masiva promoción del idioma anglo. “Hay personas que hablan inglés pero se mueren de hambre. El idioma funciona cuando la persona no es empleada y lo usa para su beneficio”, explica. El ‘plus’ de sus servicio, dice, no solo radica en el idioma, sino también en la mentalidad que inculca en sus alumnos. “Vivimos en una época tan maravillosa que el que quiere quedarse atrás, se queda, no progresa. Yo les enseño a sacar partido a una lengua que no sea el español o el Inglés”. (I)

Fuente: http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/sociedad/4/don-wayra-ensena-quechua-a-traves-del-face

Share This:

Article Tags:
Article Categories:
Cultura

Comentarios

-

Menu Title