banner banner

Barajan escenario para una disolución del Congreso de la República

Por

04/12/2016 Este miércoles 07 de diciembre el ministro de Educación Saavedra será interpelado por el pleno del congreso de la república  a pedido de la bancada fujimorista, grupo político que cuenta con una  mayoría de votos en este poder del estado, es decir si lo desean podrían censurarlo.

ppk_congreso

En este contexto de enfrentar a una mayoría congresal en contra, sobre la facultad que tiene el ejecutivo de usar el instrumento político de disolver el congreso, Kuczynski respondió.  “Si se llega a eso [al voto de censura de Saavedra] habría que pensar en un voto de confianza”, afirmó el jefe de estado.

Al respecto del voto de confianza,  el vocero del fujimorismo  respondió diciendo que no les hará retroceder a su bancada en la interpelación de Saavedra. “Si el presidente ha dicho que solicitaría una cuestión de confianza, pues que busque otros dieciocho ministros nuevos. Nosotros no vamos a aceptar ese tipo de imposiciones“, aseveró el congresista de Fuerza Popular.

En base a esta situación de confrontación entre los poderes ejecutivo y congreso, el periodista e historiador Nelson Manrique iteró el siguiente escenario en un artículo publicado en el diario La República. “La Constitución vigente (artículos 133 al 136) da al Presidente la facultad de disolver el Congreso si este le niega la confianza o le censura a dos gabinetes. PPK puede levantar una cuestión de confianza sobre la continuación del ministro de Educación, y si el Parlamento se la niega esto provocaría la caída del gabinete. El presidente puede organizar entonces un nuevo gabinete, sin restricciones en relación a quienes deben formarlo”.

Manrique bosqueja la siguiente posibilidad provocando la ira del fuji-aprismo, es decir pone de ministros a los impulsores de la Ley Universitaria, dispositivo legal que rige a las universidades y que no es del agrado para estos dos partidos políticos:

En el límite, podría [volver a] poner a Jaime Saavedra [esta vez]  de primer ministro y nombrar a Daniel Mora ministro de educación. Si el Parlamento se niega a otorgarle al nuevo gabinete el voto de confianza provocaría su caída, y permitiría a PPK disolver constitucionalmente el Congreso y convocar a nuevas elecciones parlamentarias en el plazo de cuatro meses. Aún más, caído el primer gabinete PPK podría hacer cuestión de confianza sobre cualquier proyecto que le bloquearan poniendo al Congreso en la disyuntiva de otorgar el voto de confianza o negarlo, abriendo en esta segunda alternativa el camino a su disolución”. Iteró el periodista.

Share This:

Article Categories:
Politica

Comentarios

-

Menu Title