banner

1992-2017: A 25 años de la Matanza de la Cantuta, remembranza de un estudiante

Por

CASO: LA CANTUTA

A finales del día 17 y la madrugada del 18 de julio de 1992, tras un clima bastante tenso dentro de la Universidad Nacional de Educación Enrique Guzmán y Valle “La Cantuta”, nueve alumnos y un catedrática fueron arrastrados de sus habitaciones y posteriormente secuestrados por acción de militares pertenecientes al llamado “Grupo Colina”.

acomayo

La Universidad Nacional de Educación Enrique Guzmán y Valle -más conocida como “La Cantuta”- fue, desde su reapertura, en los años 80 un espacio en donde se presumían ciertas vinculaciones con grupos radicales como Sendero Luminoso o el MRTA; hecho que incentivó la formación de un prejuicio contra miles de universitarios que, por pertenecer a una universidad nacional, eran usualmente detenidos como sospechosos de subversión a la par que las universidades a las que pertenecían eran intervenidas académica y administrativamente por los gobiernos de turno.

 

Universidad La Cantuta en los años 90

Durante 1991, las Fuerzas Armadas ingresaron a las universidades nacionales estableciendo bases de control militar, primero de facto y luego amparados en una modificación a la Ley Universitaria efectuada por el gobierno del ex presidente Alberto Fujimori. En ese contexto de intervención y control militar se produjeron graves violaciones a los derechos humanos en perjuicio de centenares de universitarios, principalmente en la Universidad Nacional del Centro de Huancayo.

A la par, se difundió por la televisión local un video que mostraba un acto político-cultural en la universidad “La Cantuta” que invitó a especular acerca del grado de control que tenía Sendero Luminoso en la universidad. Es así que el 21 de mayo de 1991 el ex Presidente Alberto Fujimori visitó la universidad provocando una reacción violenta de los estudiantes que lo obligó a retirarse humillado del campus.

Al día siguiente tropas militares tomaron el control de la Universidad Mayor de San Marcos y de la Universidad “La Cantuta”, donde fueron detenidos 56 estudiantes.

Entre los intervenidos estaban tres de los nueve estudiantes que posteriormente serían ejecutados extrajudicialmente. Ese mismo día, el Ejército estableció en “La Cantuta” un destacamento militar dependiente de la División de las Fuerzas Especiales (DIFE) que se denominó Base de Acción Cívica e impuso en la universidad un toque de queda y un control militar de entrada y salida de los estudiantes. Asimismo, y según documentos oficiales, el Servicio de Inteligencia Nacional (SIN) destacó agentes operativos en diferentes universidades nacionales y academias –entre ellas, la Universidad La Cantuta-quienes informaban sobre las actividades de estudiantes y docentes, así como sus orientaciones políticas e ideológicas.

El terrorismo, a la par, manifestaba con mayor énfasis sus acciones por medio de los coches bombas y medidas de ese tipo. Uno de los más duros atentados de Sendero Luminoso ocurrió el 16 de julio de 1992 cuando dos vehículos con más de media toneladas de explosivos estallaron en el jirón Tarata, ubicado en el céntrico distrito de Miraflores, Lima, donde murieron 22 personas, más de 100 quedaron heridas y cientos de viviendas fueron afectadas.

Entre las últimas horas del día 17 y la madrugada del 18 de julio de 1992, miembros del “Destacamento Colina” en coordinación con efectivos de la base militar ubicada en la universidad “La Cantuta” irrumpieron en las viviendas universitarias y, en presencia de medio centenar de testigos, secuestraron a 9 estudiantes y un docente de la universidad. Los alumnos fueron: Juan Mariños Figueroa (32), Heráclides Pablo Meza (28), Robert Teodoro Espinoza (24), Armando Amaro Cóndor (25), Luis Enrique Ortiz Pereda (21), Dora Eyague Fierro (21), Felipe Flores Chipana (25), Bertila Lozano Torres (21), Marcelino Rosales Cárdenas y el profesor Hugo Muñoz Sanchez (47).

1. CAMBIOS, EVENTOS O POLÍTCAS

  La verdad del profesor y los nueve estudiantes desaparecidos

El 2 de abril de 1993 el ex congresista Henry Pease anuncia al pleno del congreso el hallazgo de un sobre en su escaño, el cual contenía documentos elaborados por el grupo COMACA, organización compuesta por militares, que denunciaban la matanza de un profesor y nueves estudiantes de la universidad La Cantuta. El documento brindaba una descripción detallada de los hechos acontecidos, así como la relación de las personas que habían participado en el asesinato.  Muchos de estos nombres pertenecían a los miembros del Servicio de Inteligencia del Ejército y de la Dirección de Inteligencia del mismo, los cuales también estaban relacionados con el grupo COLINA.

Ese mismo día se abre una comisión investigadora presidida por el ex congresista Roger Cáceres. Con la denuncia de Pease el caso de La Cantuta había dejado de ser un misterio para la ciudadanía.

 

  Fuentes:

https://rikhuna.lamula.pe/2011/05/04/la-cantuta-un-caso-para-recordar/rikhuna/

https://www.facebook.com/1592309037766525/videos/1804399169890843/

Share This:

Article Categories:
Efemerides

Comentarios

-

Menu Title